Historia del Colegio

Fundado por don Blas Cañas el 15 de agosto de 1873, previo consejo de Miguel Rúa (primer sucesor de Don Bosco). Pasa a manos salesianas el 10 de mayo de 1894, en la persona de Monseñor José Fagnano. Cuenta con más de mil alumnos, distribuidos desde la Prebásica hasta la Enseñanza Media Científico-Humanista.
Antes  de ocupar el actual edificio en donde  funciona nuestro Colegio, éste estuvo ubicado en lo que hoy conocemos como Santiago-Centro?    
En la actual calle Santa Rosa, a la altura del 590, en un serio edificio de dos pisos, “que daba vuelta la esquina”, los Salesianos, en 1894 y ante la insistencia del Arzobispo de Santiago, se hacen cargo de la dirección material y espiritual de “El Patrocinio de San José”, que había sido fundado años antes (1872) por Don Blas Cañas, sacerdote chileno. Para ese entonces el Colegio contaba con 144 alumnos internos.     
El nombre de nuestro Colegio se debe a una “idea” de la Srta. Carmen Lira y Argormedo. Su propuesta fue aceptada unánimemente en esa oportunidad.   
El Patrocinio de San José fue creciendo y la casa de Santa Rosa fue quedando estrecha. Se hacía necesario un nuevo local. El Arzobispado de Santiago ofreció el edificio de calle Bellavista 0550 en donde funcionaba la Escuela Normal de Preceptores Católicos. Esto ocurría en 1925 y desde ese año este local ha recibido alumnos que desean educarse según el modelo propuesto por el fundador de la Congregación Salesiana, San Juan Bosco.
Sucesivas remodelaciones fueron dando forma a lo que hoy tenemos. A mediados de la década de los ‘40 la Capilla y el Salón; en 1957 el actual y largo edificio de Bellavista: en los '70, la remodelación del tercer piso, cuyos antiguos dormitorios fueron convertidos en salas de clases; en 1994, año de la celebración del centenario, la anhelada cancha de fútbol empastada y las multicanchas. En fin, todo puesto a tu servicio para que te sientas a gusto en tu Colegio, nuestro Colegio, que como has podido ver, tiene una tradición e historia que te obligan como alumno a que El Patrocinio siga creciendo.