PSJ Centro de Acopio para la ayuda a la Familia Salesiana del Norte!

 


 

Atención Familia del PSJ:

A partir de hoy uestro colegio Funcionará como Centro de Acopio Metropolitano para recolectar AGUA, ÚTILES DE ASEO PERSONAL, ARTÍCULOS DE LIMPIEZA Y ALIMENTOS NO PERECIBLES que irán destinados a ayudar a las familias de las Comunidades Salesianas del Norte de Chile afectadas por el Temporal y posterior desborde río y aluvión.

Fuentes de la Oficina de Información Salesianas señalan que existen mas de 300 familias afectadas, con perdida parcial o total de sus viviendas. Necesitamos mas que nunca, al inicio de esta Semana Salesiana ponernos en sus zapatos y ayudarlos.


Si bien han decaído las lluvias en el Norte de nuestro país, las consecuencias de los aludes y desborde del río, junto a la escases de agua, generan un escenario de alta complejidad.

La Región de Atacama, particularmente Copiapó, sigue siendo la zona más afectada, donde se encuentra la Escuela Industrial Salesiana “Cristo Redentor”. Dado que aún gran parte los accesos viales están cortados por el agua y el lodo –además de la intermitencia de las comunicaciones- no ha sido posible a la comunidad educativa salesiana terminar de catastrar a los damnificados.

Sin embargo, se sabe que 15 funcionarios de la escuela salesiana han sufrido pérdida total de sus casas. Víctor Alfaro, Delegado de Comunicaciones, señaló que la mayor necesidad en este minuto es el agua, por lo que se solicita a quienes estan organizando campañas de ayuda, puedan destinar sus esfuerzos hacia este recurso.

La escasez de agua ve afectado, al menos, dos situaciones fundamentales: higiene y preparación de comida. Para este viernes la tarea fundamental, señala Víctor, es organizar cuadrillas de trabajo que remuevan el lodo de las calles y de las casas. La premura es hacerlo antes que se seque. De lo contrario y por los minerales de la zona, adquirirá una dureza muy difícil luego de trabajar.

A través de la pastoral de la Escuela salesiana, cerca de 100 jóvenes están colaborando, acopiando ayuda y distribuyéndola en miembros de la comunidad más afectados. También profesores se están organizando para ayudar a otros profesores. Se está recolectando agua (lo posible, dado su escases), útiles de aseo, comida y ropa.

La complejidad de la situación se agudiza además por la lentitud de los servicios asistenciales a la hora de ejecutar labores. El mismo corte de caminos por el río y lodo no permite la llegada de voluntarios, así como no ha permitido tampoco el regreso del Director, P. Néstor Muñoz, que se encontraba participando en reunión de directores en Santiago hasta el miércoles.

Antofagasta

Tampoco ha sido posible terminar de catastrar a los damnificados del colegio Don Bosco de Antofagasta. Los datos preliminares no arrojan, hasta ahora, un número significativo de familias afectas en sus casas, sin embargo, se ha debido lamentar el fallecimiento de un apoderado de 7º básico por el desplome de un muro de contención. El colegio también está siendo utilizado como lugar de acopio, trabajo que cuenta con la guía del P. Darío Navarro y la ayuda de unos 40 jóvenes de la pastoral.

Fuente: Oficina de Información Salesiana (OFISA)